Pages

Friday, September 16, 2011

bieren in Belgie.

Al pensar en Bélgica, nos suele venir siempre a la cabeza el chocolate. Sin embargo, uno de los pilares fundamentales de la cultura belga es la cerveza. Con cientos de marcas a la venta, resulta prácticamente imposible imaginar un ambiente medianamente festivo sin algunas pintas para amenizarlo.

Este blog es mi blog personal, así que, en vez de aburriros con información que podríais encontrar vosotros sobre las distintas cervezas belgas y su historia, simplemente me dedicaré en esta entrada a contaros mis impresiones y mis progresos en el arte del cerveceo. Eso sí, os aviso de que no soy tan alcohólico como puedo parecer al haber dicho eso.

En Bélgica podemos encontrar cientos de marcas diferentes de cerveza. El primer dilema que se nos plantea es : ¿cerveza negra o rubia? En este caso, al menos por el momento, las prefiero rubias.

Uno de mis primeros días en Amberes, uno de mis compañeros de kot me propuso comprar unas cervezas para ir probando. Ese día comenzamos con la cerveza Leffe (dit is mijn favoriet bier) y en ese momento ya me distancié ligeramente de la cerveza negra. De hecho, creo que este distanciamiento durará una temporada.

Tras esta pequeña incursión en la cerveza belga, me decidí a probar varias clases de cerveza Leffe aprovechando visitas ocasionales al Carrefour y cenas con compañeros de clase en kots ajenos. Y así probé Leffe Ruby y Leffe Triple. Si te gusta una cerveza bien fuerte de 8.5º, en Leffe Triple encontrarás un compañero. Sin embargo, esta cerveza no es para mí.

En este país, todo supermercado tiene una sección de cerveza cuyo tamaño supera un estante en la que hay tantas marcas diferentes que no sabes por qué decantarte. Cada vez que me paso por el supermercado, me sigue sorprendiendo la variedad de cervezas que existen aquí. Además, la cerveza es mucho más saludable y barata que otras cosas, ¿no creéis?

Ayer probé otra rubia más: Jupiler (una cerveza de Valonia que llamé Jupiter hasta que un compañero de clase me corrigió muy sabiamente). A juzgar por el logo, la tipografía, los colores empleados y el eslogan (Los hombres saben por qué) parece que esta cerveza es un canto a la masculinidad y cosas por el estilo. Eso sí, sus 5.2º no son para tirar cohetes especialmente cuando las hay de hasta 12º. Estos hombres saben por qué Jupiler está buena, pero tal vez no sepan (o no puedan soportar) cervezas de mayor gradación.

Aquí termina mi actualización de hoy sobre las cervezas. Me gustaría terminar con un apunte que se me olvidó hacer. Además de las cervezas rubias y negras, también hay cervezas afrutadas que, en teoría, son para chicas por eso de que tal vez "no sepan por qué" :P Yo he probado una cerveza de cereza (Kriek) y la verdad es que me encanta.

Os iré poniendo al tanto de todo lo que voy haciendo por estos lares.

Tot straks!

No comments:

Post a Comment